Foro FS
Bienvenid@ a ForoFS. Para poder leer y participar en los foros debes conectarte con tu cuenta de usuario.
Si no dispones de cuenta, regístrate.

Últimos temas
» soy novata
por ReyDobleEspiritu Hoy a las 04:15

» Miente sobre el forero anterior
por AlasAlVuelo Ayer a las 20:28

» Pastis toca fondo.
por AlasAlVuelo Ayer a las 19:44

» Juego: ¿Esto o aquello?
por quierounavida Ayer a las 17:39

» Recomendadme un anime!
por Juan1980 Ayer a las 15:45

» Cuánto hace que... ?
por Juan1980 Ayer a las 15:37

» ¿Qué libro estás leyendo?
por Broken_ICE4 Ayer a las 01:01

» Péliculas originales que merezca la pena ver
por Cherry7 Mar 27 Jun 2017, 22:27

» Pelicula con la que te emocionaste o lloraste...
por quierounavida Mar 27 Jun 2017, 02:54

» ¡Hola desde Chile! Soy nuevo en el foro :D
por AlasAlVuelo Lun 26 Jun 2017, 23:54

» Videos humoristicos
por Juan1980 Vie 23 Jun 2017, 13:31

» Perdido en el mundo
por Xixon_41 Jue 22 Jun 2017, 21:42

Chat #Fobia-Social



Webs Amigas
Si quieres que tu enlace aparezca aquí contáctanos.


.: Foro de Asperger  :.


.::Tu-banner-aquí
Visitas
(c)
Creative Commons License
ForoFS.com by ForoFS.com is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.
Based on a work at www.forofs.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://www.forofs.com

 
 
 
TLP, EL TRASTORNO LÍMITE DE LA PERSONALIDAD
 
 
 
El TLP, trastorno límite de la personalidad, se caracteriza por la impulsividad y la inestabilidad anímica, de la imagen propia de la persona y de las relaciones. Este trastorno es muy común y se diagnostica con más frecuencia en mujeres que en hombres.

¿Cuáles son los síntomas del TLP?

Las personas que lo sufren presentan varios de los síntomas siguientes:

-cambios de humor muy marcados con períodos de depresión intensa, irritabilidad y/o ansiedad que duran de unas cuantas horas a varios días;
-furia fuera de lugar, intensa y fuera de control;
-impulsividad en lo que se refiere a gastar dinero, sexo, consumo de sustancias, robos menores, conducir agresivamente o comer demasiado;
-amenazas de suicidio recurrentes o lesiones a sí mismos;
-relaciones personales inestables e intensas con perspectivas "blanco o negro" sobre personas o experiencias; algunas veces alternan entre idealizaciones de que "todo está bien" y devaluaciones de que "todo está mal";
-incertidumbre marcada y persistente sobre la imagen propia, las metas a largo plazo, las amistades y los valores;
-aburrimiento crónico o sensación de vacío
-esfuerzos frenéticos de evitar el abandono, ya sea real o imaginado.

¿Qué causa el TLP?

Las causas no están claras, aunque podrían ser de carácter psicológico y biológico. Originalmente se creía que esto era "límite" con la esquizofrenia, pero ahora parece ser que el TLP tiene más relación con una enfermedad depresiva. En algunos casos, tiene algo que ver los trastornos neurológicos el trastorno de déficit de atención. Los problemas biológicos pueden causar una inestabilidad anímica y una falta de control de los impulsos, lo que a su vez puede contribuir a problemas en las relaciones. Las dificultades en el desarrollo psicológico durante la niñez, quizá asociadas con abandono, abuso o falta de uniformidad en los padres podrían crear problemas de identidad y personalidad. Es necesario realizar más investigaciones para aclarar los factores psicológicos y/o biológicos que causan el trastorno de personalidad fronterizo.

¿Cuál es el tratamiento del TLP?

Parece ser que una combinación de psicoterapia y medicamentos ofrecen los mejores resultados. Los medicamentos pueden ser útiles para reducir la ansiedad, depresión y los impulsos perjudiciales. El alivio de dichos síntomas podría ayudar a la persona a controlar sus patrones dañinos de pensamiento e interacciones que afectan las actividades cotidianas. No obstante, los medicamentos no corrigen las dificultades de carácter arraigadas. La psicoterapia a largo plazo y la terapia de grupo pueden ser de utilidad (si se encuentra un buen grupo para la persona). Durante período de mucha presión, comportamiento impulsivo y abuso de sustancias, podría ser necesario hospitalizar a la persona por un tiempo corto.

Aunque algunas personas responden dramáticamente, con más frecuencia el tratamiento es difícil y a largo plazo. No es fácil cambiar los síntomas del trastorno y, con frecuencia, estos interfieren con la terapia. Se podrían alternar los período de mejoría con períodos de empeoramiento. Afortunadamente, con el tiempo, la mayoría de las personas logran una reducción significativa de los síntomas y un mejor funcionamiento.

¿Pueden presentarse otros trastornos junto con el TLP?

Sí y es vital determinar si hay otros trastornos psiquiátricos presentes. El TLP puede estar acompañado de una enfermedad depresiva seria (incluso de trastorno bipolar), trastornos del apetito y abuso del alcohol o las drogas. Aproximadamente el 50% de las personas que sufren trastorno de personalidad fronterizo también tiene episodios de depresión severa. Cuando eso sucede, la depresión "usual" se vuelva más intensa y uniforme y se podrían presentar o empeorar los problemas de sueño o apetito. Estos síntomas, y todos los demás trastornos que se mencionaron anteriormente, podrían requerir un tratamiento específico. También podría ser necesario someter a algunas personas a hacer una evaluación neurológica.

¿Qué medicamentos se recetan para el TLP?

Los antidepresivos, anticonvulsivos y el uso a corto plazo de neurolépticos son medicamentos comunes para el tratamiento del TLP. La decisión sobre los medicamentos se debe hacer con la colaboración de la persona y su terapeuta. Las situaciones que se deben tomar en consideración son: la disposición de la persona a tomar el medicamento tal y como se le recetó, los beneficios riesgos y efectos secundarios posibles y el riesgo de una sobredosis.

 

 

Actualmente, las personas con Trastorno Límite de Personalidad (TLP) representan el 2 % de la sociedad mundial, con un patrón persistente de inestabilidad en las relaciones interpersonales, el afecto, la auto imagen y un escaso control de los impulsos.

Entre las personas diagnosticadas desde la adolescencia hasta la mediana edad, un 70 % habrá cometido algún intento de suicidio y un 50 % lo repetirá incluso diversas veces a lo largo de su vida. Entre un 8 por ciento y un 10 % lo consumará (American Psychiatric Association, APA 1994).

 

 

 Información obtenida de la Alianza Nacional sobre las Enfermedades Mentales o NAMI por sus siglas en inglés. www.nami.org
 
 
 

Información sobre el TLP para familiares y allegados

 

 

Si tienes un familiar, pareja o una persona a la que quieres con un diagnóstico de TLP y turelación con ella es estrecha conviene que sepas que:

El TLP es uno de los 10 diferentes trastornos de personalidad (TP) y suele aparecer mezclado con rasgos de los otros TP. Si hay dudas en el diagnóstico el primer paso es acudir a profesionales especializados que puedan afinar en el mismo.

Es básico que te informes lo antes posible de las características de este trastorno y busques ayuda para ti también.

La psicoeducación de los familiares es esencial:

A- Es muy útil disponer de información actualizada y transmitida por parte de un profesional especializado en TLP para evitar:

• Caer en el catastrofismo y la incertidumbre cuando se sabe el diagnóstico.

• Actuar de forma impulsiva buscando soluciones rápidas a cualquier coste.

• Dar palos de ciego a la hora de buscar terapeutas o lugares de tratamiento.

B- El siguiente paso consiste en iniciar un proceso de aceptación de la persona que padece el TLP para conseguir: 

  • No dividir a la persona en dos (la que desearíamos, cuando “está bien” y la que a veces es, cuando “está mal”) y aceptarla como un todo con los aspectos que nos gustan y los que no.
  • No invalidarla consciente o inconscientemente, pasando por alto sus necesidades reales y la validez de su forma de sentir, actuar y pensar aunque no sea la nuestra.
  • No verla como “un problema” sino como una persona con un trastorno mental severo.
  • No actuar con ella movidos más por sentimientos como miedo, pena u odio más que por empatía.

C- Paralelamente a los dos pasos anteriores es esencial que te observes a ti mismo y te hagas consciente de cómo te está afectando a ti y a tu vida la convivencia con el TLP para:

  • Buscar ayuda profesional para ti si crees que puedes tener depresión o ansiedad a nivel clínico, si estás teniendo conductas más impulsivas, agresivas o evitativas de lo habitual, si han aumentado de forma importante algunos síntomas como insomnio, cefaleas, molestias gástricas...
  • Detectar si puedes estar manteniendo conductas no adaptativas de la persona con TLP sin ser consciente de ello.
  • Protegerte y no quemarte demasiado rápido si quieres poder seguir estando al lado de la persona querida que tiene TLP.
  • No caer en la codependencia y no descuidar al resto de personas de la familia que también pueden necesitarte.
  • Darle al TLP el mensaje de que él no es el único que tiene que hacer cambios sino que también el entorno familiar tiene que mejorar. Esto le supone un alivio y validación.

Sabemos y así lo hemos visto en estos años de trato con cientos de familiares que es un proceso largo y difícil que pasa por varias fases, pero es posible hacerlo y los beneficios compensan el esfuerzo.


Si eres pareja de una persona afectada

Al igual que los familiares es importante que te informes de las características del trastorno para comprender algunas de las conductas del TLP que pueden afectar más a la relación como: promiscuidad sexual, abuso de sustancias, cambios bruscos de humor, idealización y devaluación, aproximación y rechazo, dependencia etc.

Este tipo de conductas no son de fácil control para personas que no siguen un tratamiento. No las tomes a título personal aunque pongas tus límites y motiva a tu pareja para que se ponga en tratamiento.

A diferencia de lo que se piensa a veces, algunas personas que padecen TLP pueden llegar a mantener relaciones largas y estables a su manera, aunque el entorno las entienda como caóticas. Muchos se casan y tienen hijos.

El TLP puede ser una persona con gran poder de seducción tanto en el ámbito físico como por su personalidad ya que suelen ser inteligentes, originales, sensibles, cultos y con talentos artísticos y creativos.

Pueden iniciar relaciones de pareja de forma muy temprana, son frecuentes las relaciones cambiantes y poco duraderas. Si cumplen el criterio diagnóstico 4º de impulsividad es posible que tengan promiscuidad sexual, lo que dificulta el mantenimiento de relaciones estables. Suelen crear vínculos de dependencia y amor-odio con sus parejas y caen con cierta facilidad en relaciones de malos tratos.

Ante este panorama se podría pensar que las personas con TLP se plantean las relaciones de pareja de forma muy diferente a los demás, pero nada más lejos de la realidad. La mayoría de los casos, sobre todo mujeres, tienen deseos y expectativas muy normales puesto que les encantaría tener una pareja estable; sentirse protegidas; ser madres y tener una familia propia. Sufren enormemente cuando sus deseos se truncan por la acción de sus propios síntomas y conductas.


Homosexualidad

No se conocen estudios serios ni concluyentes sobre la mayor incidencia de la homosexualidad entre pacientes de TLP. Sí es cierto que las dificultades de identidad propias del trastorno pueden llevar más a menudo a dudas sobre las preferencias sexuales y sobre la propia identidad sexual.

¿Dónde puedes obtener ayuda como pareja?

Puedes asistir a los seminarios psicoeducativos para familiares, implicarte en la terapia que siga tu pareja, consultar libros de auto ayuda dirigidos a parejas.



Si eres hermano/a de una persona con TLP

Tu papel es muy importante y has de formar un equipo junto con tus padres. Es posible que pienses que tu hermano podría esforzarse más, que es un “consentido” de tus padres, que les hace “la vida imposible” y que ellos deberían actuar de otra manera. Tus padres necesitan tu apoyo y comprensión porque no es fácil para ellos equilibrar la atención que requiere la persona con TLP. Evita culpabilizarlos y haz críticas constructivas aportando alternativas. También pueden aparecer celos, ya que la persona con TLP suele idealizar la suerte de sus hermanos y pensar que son mejores que él.

Pero en muchos casos puede haber una buena relación de complicidad y apoyo entre la persona con TLP y sus hermanos.


Si eres amigo/a de una persona con TLP

Piensa que las personas con TLP necesitan de los demás y buscan a veces de forma desesperada vincularse a otras personas. Tienen un enorme miedo a al rechazo y a ser abandonados, esto hace que a veces puedan ser absorbentes, impacientes y exigentes con sus amistades. Lo suelen dar todo en las relaciones y pueden tener también expectativas muy elevadas respecto a cómo han de ser los otros con ellos. Su forma de ver las cosas “en extremos” les hace que idealicen y luego devalúen a una misma persona. Estas actitudes aumentan el tan temido rechazo hacia ellos y se genera un círculo vicioso que llena de desesperanza y frustración a la persona con TLP, que ve perder y cambiar sus amistades o cada vez le cuesta más encontrarlas.

Sin embargo hay que valorar que las personas con TLP dan gran importancia a la amistad, son muy sensibles y solidarios cuando alguien lo necesita, rechazan en extremo las injusticias sociales, son humanitarios y pueden aportar mucho en una relación.

Si aprecias a alguien con este problema intenta no juzgar su conducta de entrada, infórmate sobre el trastorno que padece, se sincero y asertivo con él si hay algo que te moleste. Sé flexible y comprensivo. Intenta sobre todo ser muy honesto y transparente.

 

©TLP Tractaments

Centre de teràpia dialèctic conductual

 

 

 

Información obtenida de www.universotlp.com